Los presos de las Farc en la cárcel de Chiquinquirá iniciaron una huelga de hambre, para presionar a la Justicia Especial de Paz para que resuelva las solicitudes de indulto y amnistía, antes de que se venzan los términos pactados con la guerrilla.