Cyndi Julieth Tumay Cuevas, una de los tres  supuestos emisarios de las FARC y  capturada cuando  tenía en su poder  pruebas de supervivencia de los canjeables, le dijo a  noticias uno que no se someterá a sentencia anticipada ni aceptará  los cargos por  rebelión y  secuestro como  le imputa la Fiscalía General.

Cindy Juliet, quien  la justicia le concedió el beneficio de detención domiciliaría, porque padece de Lupus, reconoce   que   le ofrecieron tres millones de pesos para que trajera un paquete desde Tomachipan, Guaviare,  a Bogotá, pero  que desconocía su contenido.

Dijo que en Bogotá, la llamó  una mujer  y le puso   una cita en la  avenida primera de Mayo con Boyacá.

Según ella,  en  la  Fiscalía se dio cuenta que eran   pruebas de supervivencia de los secuestrados.

Dijo que en la cárcel  del Buen Pastor de Bogotá,  la visitaron  agentes del FBI para que revelará donde estaban los tres ciudadanos norteamericanos secuestrados por las FARC o de lo contrario sería extraditada.

Este miércoles se llevará a cabo la primera audiencia preparatoria donde los abogados de Cindy Julieth Tumay   tratarán de demostrar  que no es guerrillera  o miliciana de las FARC.