Como si ya no fueran suficientes los problemas de Cafesalud, ahora se abrió otro frente de preocupación. A la Fiscalía llegaron denuncias sobre presuntas extorsiones de personas vinculadas al sistema de EPS que estarían cobrando altas sumas para agilizar el pago de las facturas.