Una vecina del barrio Boston grabó a dos policías que resolvieron darle una paliza a un cantante al que sorprendieron ejerciendo su oficio en un transporte público.