En la reunión con el presidente Álvaro Uribe, cada comandante de división informó sobre las 148 quejas que recibieron de los ciudadanos contra las FFMM.

En los reportes entregados, 81 quejas fueron en contra de las siete divisiones del Ejército y 67 de la Policía Nacional, los comandantes afirmaron que cada caso están siendo investigados y algunos ya están  en procesos penales o disciplinarios.

La segunda división fue la más cuestionada por su responsabilidad en los casos de los desaparecidos de Soacha, por lo que Juan Manuel Santos, ministro de Defensa, recomendó al comandante, el brigadier general Ricardo Vargas Briceño sustentar las cifras de cada muerto en combate así como cada reporte de maltrato, abuso de autoridad o daños en bien ajeno.

Publicidad

El general  Freddy Padilla de León, comandante de las Fuerzas Armadas, anunció las siguientes medidas para enfrentar la violación de Derechos Humanos:  

 Verificar, con base en los hallazgos de la Comisión Accidental, si el fenómeno de ‘falsos positivos’ es solo donde se realizó la inspección o es algo que se repite en otro territorio del país.

La División de Inteligencia revisará que en todo el Ejército se cumpla la doctrina de inteligencia. En Derechos humanos se haga una valoración de cómo se proyecta y se enseñan los programas.

 En tres meses se deberá mejorar y completar el sistema de aprendizaje sobre DD.HH. Además, se terminarán de dictar los talleres sobre el tema que recibirán los comandantes de División, Brigada y Batallón.

Se creó la Comisión de Inspección Inmediata, que deberá visitar cada área  cuando exista una alarma o indicio de irregularidades.

Se crea un Inspector Delegado para cada División y quien deberá rendir cuentas sobre el tema de Derechos Humanos al Inspector General del Comando General de las Fuerzas Militares.

Los Asesores Jurídicos también apoyarán y verificarán la forma en que se planifican las operaciones en terreno.

Se crea un certificado de Derechos Humanos. Para obtenerlo deberá superar pruebas y el polígrafo. Aplicará para mayores que asciendan a teniente, y de teniente a coronel. Así como de coronel a general o almirante.

Las oficinas de derechos humanos en las guarniciones militares fueron creadas luego del escándalo de los “falsos positivos” que desencadenó la destitución de 27 militares y la renuncia del general Mario Montoya como comandante del Ejército.