El Gobierno de Perú anunció el probable ingreso a su territorio del coronavirus, al haber detectado cuatro probables casos que están en observación, entre ellos tres ciudadanos chinos procedentes de la ciudad de Wuhan (China), origen de esta epidemia.

La ministra de Salud de Perú, Elizabeth Hinostroza, informó durante una actividad pública que los pacientes sospechosos de haber sido contagiado por el coronavirus están vigilados en el Hospital Casimiro Ulloa, ubicado en el distrito limeño de Miraflores.

«Presentan infección respiratoria leve. Tenemos que destacar que no tienen un cuadro clínico de infección grave como es lo que se presenta en los casos de coronavirus», indicó Hinostroza.

El Ministerio de Salud había anticipado el miércoles que se encontraba listo para diagnosticar el coronavirus a través de la metodología molecular.

Los síntomas de esta nueva enfermedad, denominado 2019-nCoV provisionalmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y causante de la neumonía de Wuhan, son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero acompañados de fiebre, fatiga, tos seca y dificultad para respirar.

El nuevo coronavirus ya ha dejado al menos 80 muertos entre los al menos 2.744 infectados diagnosticados tan solo en China.

Fuera de China, por el momento se han registrado ocho infectados en Tailandia (de los que cinco ya fueron dados de alta), cinco en Estados Unidos y Australia y cuatro en cada uno de los siguientes países: Singapur, Malasia, Taiwán, Francia y Japón (uno curado). Tres en Corea del Sur, dos en Vietnam, dos en Canadá y uno en Nepal.

En Sudamérica hay un caso sospechoso en Ecuador, también de un ciudadano chino, de 49 años; mientras que Brasil ya ha descartado seis casos, el último de ellos este mismo lunes.

La llamada neumonía de Wuhan recuerda la crisis que provocó hace casi dos décadas el virus de Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS), genéticamente similar a este nuevo coronavirus y que dejó más de 600 muertos en China