La Primera Dama María Juliana Ruiz, quien fue invitada a participar en el del Foro Económico Mundial, expuso las acciones implementadas para mejorar los indicadores de nutrición y seguridad alimentaria en Colombia.

“Desde mi trabajo he estado enfocando mis proyectos emblemáticos en la nutrición, y esto lo digo de una perspectiva personal y holística con dos líneas de acción, que no solamente son nutrir el cuerpo, sino también el alma (lo primero)», dijo

Y añadió que esta alianza nacional:

“Logró establecer dos objetivos principales, que eran impactar realmente la reducción y ojalá erradicar la malnutrición en los niños, y a su vez fortalecer la seguridad alimentaria en los hogares”.

En línea con esto, la Primera Dama recordó que, como Embajadora de Buena Voluntad para el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 17, le ha apostado al trabajo multisectorial, aprovechando su capacidad de convocatoria y vocería.

Publicidad

También se refirió a su participación en la Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Colombia (Cisan), trabajo que califica como un caso de éxito, ya que todos sus miembros han trabajado de manera coordinada y articulada logrando una disminución significativa en el indicador de malnutrición en niños.

“Algo que quisiera resaltar también a la luz de la Cisan, es la formulación de la política nacional para prevenir la pérdida y el desperdicio de comida. Este tema para mí es muy relevante, porque de esta manera se involucran distintos actores a lo largo de las distintas etapas del sistema alimentario, para intervenir los procesos y así poder contribuir y hacer que el sistema sea sostenible”, enfatizó.

Así mismo, manifestó que todos los esfuerzos están orientados a engrandecer los mecanismos institucionales para la nutrición y el hambre cero, pero es preciso es ir más allá.

“Creo que también debemos ampliar el espectro y evaluar los requerimientos que exigen los contextos locales y específicos, para poder así tener una capacidad de respuesta para cambiar los paradigmas y al final, la capacidad completa de la reinvención y la innovación social y económica”, agregó.

 Vea también: Más de 900 familias invadieron un predio en Ciudad Bolívar

Para concluir, la Primera Dama afirmó que, a la luz de la pandemia, del COVID-19, hay dos palabras que son claves para entender esta reinvención:

“Nos probó y nos comprobamos que estamos interconectados, de este modo, debemos ser corresponsables, esa para mí, es una solución práctica y concreta”.

Le puede interesar: Detienen en Siberia a gurú que decía ser la reencarnación de «Jesús»

En el panel, que tenía como objetivo crear conciencia sobre las formas innovadoras en las que podemos cambiar la forma en que producimos y consumimos alimentos en beneficio de las personas y del planeta, el moderador Wiebe Draijer, Presidente del banco holandés Rabobank, exaltó el compromiso de Colombia y de la Primera Dama con la nutrición y la seguridad alimentaria. Además, aseguró que nuestro país podría convertirse en una potencia proveedora de alimentos.

Otros de los panelistas que compartieron este evento con la señora María Juliana fueron Agnes Kalibata, Enviada Especial de la ONU para la Cumbre de Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas 2021; Gilbert Fossoun Houngbo, Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA); y Estrella Penunia, de la Asociación de Agricultores Asiáticos para el Desarrollo Rural Sostenible (AFA).

Le puede interesar: Reabre la Torre Eiffel tras ser evacuada por una alerta de bomba