La gran cita anual de la diplomacia internacional que reúne a 132 jefes de Estado y de Gobierno, vivió una intensa jornada en la que el flagelo de la adicción a la droga, la escalada del conflicto en siria y los avances en el diálogo con Corea del Norte, fueron los temas que marcaron la agenda del primer día de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El problema mundial de las drogas fue tratado intensamente por los representantes de 130 países, que firmaron un documento para desarrollar planes de acción conjuntos para desmantelar su producción global.

Mientras que Estados Unidos no descartó una escalada significativa de la violencia en Siria si Rusia no descarta suministrarle nuevos sistemas de misiles antiaéreos, un tema que según el secretario de estado estadounidense, Mike Pompeo, se tratara durante la cumbre.

El presidente Donald Trump por su parte, aseguró que hay un tremendo avance en la relación con Corea del Norte y anunció una segunda reunión con el líder norcoreano, Kim Jong-un, que según el mandatario será bastante pronto.