El gerente general de la empresa Esimed, Hugo Méndez Arévalo, admitió que la empresa de salud tiene problemas financieros, por lo que desde hacía dos semanas se había anunciado el cierre de la Clínica Materno Infantil.

Según el gerente, la Secretaría de Salud ya había sido notificada, así como las EPS Medimás y Cruz Blanca para trasladar a los pacientes de la Clínica a otra institución de la red alterna.

«Desde hace un mes, con el fin de optimizar su operación, la institución presentó a la Secretaría de Salud, solicitud de autorización de cierre de servicios, a partir del 31 de agosto», indicó el funcionario.

Luego de conocer el caso de un bebé que murió como consecuencia de varias quemaduras después de estar en una incubadora en la Clínica Materno Infantil, la Secretaría de Salud realizó una inspección al lugar y determinó cerrar la operación de 11 servicios del centro asistencial.

Sin embargo, el gerente de Esimed sostuvo que el cierre por parte de la Secretaría no guarda relación con el fallecimiento del bebé que ocurrió el pasado 25 de agosto en Bogotá.

«Es importante destacar que la institución sigue adelantando las investigaciones pertinentes para conocer las causas de la situación y está presta a cualquier requerimiento judicial», indicó Hugo Méndez.

Por su parte, la EPS Medimás informó que adoptó varias medidas por el cierre de la Clínica de Esimed para garantizar la prestación de sus servicios a los afiliados.

Publicidad

En el comunicado señala que los afiliados que tenían procedimientos programados en esa institución

Prestadora de Servicios de Salud (IPS) están siendo redireccionados a más de 10 clínicas y hospitales que hacen parte de la red de prestación de servicios de Medimás en Bogotá.