Los mayores problemas en los campamentos de tránsito hacia la desmovilización total de las Farc son de tipo logístico, pues inclusive han tenido que lidiar con quienes ven en la paz una oportunidad de dinero fácil.

El encargado de organizar las zonas veredales atribuye las dificultades de contratación a las fechas en que se ratificó el acuerdo, pues antes de ésta no se podía hacer ningún trámite.