Una polémica se generó entre el procurador, Fernando Carrillo y el fiscal, Néstor Humberto Martínez por varios puntos del proyecto de ley radicado por el presidente Iván Duque, que busca fortalecer las medidas contra la corrupción.

El fiscal considera que el proyecto origina varias dudas constitucionales, dado que para Martínez se produciría un choque entre las competencias de la Fiscalía y Procuraduría.

Carrillo defendió el proyecto, y aseguró que no busca quitarle facultades a la Fiscalía.

«No armemos una tormenta en un vaso de agua, quiero recordarles que yo fui el ponente de la Fiscalía General de la Nación, y he sido el primer defensor de la fortaleza institucional, y lo último que puede pasar es que intenten dividir», indicó.

Carrillo agregó que el proyecto no va contra la Constitución.

«Frente a las dudas constitucionales yo no necesito que nadie me dé clases de derecho constitucional, nosotros sabemos perfectamente las potestades de Policía judicial que están consagradas en la Constitución para la Procuraduría, sabemos que la Corte nos ha otorgado competencia», agregó.

El procurador asegura que ya se comunicó con el fiscal para resolver las dudas.

Publicidad

«Yo hablé con el fiscal y es una actitud de concertación, y con el proyecto de ley no hay ningún problema, y vamos a seguir con el fortalecimiento de las instituciones», indicó.

Los puntos que generan reparos están relacionados con las interceptaciones legales, y la extinción de dominio.