El procurador general, Fernando Carrillo pidió que se cree una Fiscalía Ad hoc para continuar con la investigación por el escándalo de Odebrecht.

La solicitud será radicada ante la Corte Suprema de Justicia, para que se garantice la «imparcialidad y celeridad» en el proceso, ante las denuncias contra el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

«Más que un fiscal Ad hoc, lo que necesitamos es una Fiscalía Ad hoc, eso que significa: una estructura ágil, efectiva y que sea capaz de adelantar las investigaciones y recibir lo que se ha hecho hasta el momento y que no dependa de la actual», señaló.

Carrillo señaló que esta figura operaría ante las denuncias del fallecido ingeniero Enrique Pizano, que enredan al fiscal general, por presuntamente conocer de las irregularidades relacionadas con Odebrecht desde 2015.

 

«Todos esperamos que las explicaciones de la Fiscalía, logren resolver todas las inquietudes», indicó.

En cuanto al caso del ingeniero Pizano, el procurador aclaró que el exauditor de la Ruta del Sol no le entregó al Ministerio Público ninguna de las denuncias que se han conocido en los últimos días.

«Él hizo una declaración ante la Procuraduría, pero lo que ha manifestado en las grabaciones, él no lo hizo ante la Procuraduría», indicó.