Desde Medellín, cuidad que ha sufrido emergencias ambientales por la mala calidad de su aire, el procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, le solicitó a Ecopetrol que disponga para el Valle de Aburrá, de un combustible con menos contenido de azufre, que el diésel tenga máximo 10 partes por millón y la gasolina máximo 100 partes por millón, para que se permitan el uso de tecnologías vehiculares más eficientes y menos contaminantes.

“Menores contenidos de azufre en el diésel y en la gasolina. Y realmente los parámetros de elementos contaminantes nosotros pensamos que pueden avanzar aún más en el tema de la calidad del aire, en el tema de la eliminación de esos elementos contaminantes en relación con la calidad del combustible que tiene que suministrar la empresa colombiana de petróleos a esta región del país”, dijo Carrillo.

“Aquí hay factores móviles y factores fijos. Los factores móviles según los estudios que han hecho los centros académicos corresponden al 80 % de las emisiones contaminantes de la ciudad. Los factores fijos corresponden al 20 % que tiene que ver con las industrias”, agregó el jefe del Ministerio Público.

El procurador general pretende que esto se convierta en punto de partida para una política pública amigable con el ambiente para todo el país.

YOLANDA BEDOYA CM&