La Procuraduría General de la Nación radicó ante el Consejo de Estado el recurso de súplica en contra del fallo que otorgó las medidas cautelares al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, con el fin de que el Alto Tribunal revise la sentencia.

En el recurso impuesto, se discute lo argumentado por el magistrado ponente Gerardo Arenas, cuando éste indicó que Petro no actuó con dolo al momento de implementar el nuevo esquema de recolección de basuras.

El documento indica que “el magistrado ponente adoptó un examen de corrección el cual se encuentra prohibido. Es pertinente además manifestar que un examen de esta envergadura constituye un grave prejuzgamiento”.

El archivo presentado ante la sección segunda del máximo Tribunal de lo contencioso administrativo, considera que el magistrado Arenas no conocía en su totalidad el expediente disciplinario contra el alcalde Petro.

Este recurso deberá ser resuelto por la Sección Segunda en los próximos 20 días, sin embargo podría pasar a la Sala Plena del Tribunal debido a la complejidad y a la trascendencia del caso, lo que podría ampliar el plazo.