La Procuraduría pidió tumbar la libertad condicional otorgada al contratista Guido Nule, condenado por su participación en el escándalo del carrusel de la contratación en Bogotá.

En la solicitud presentada por la Procuraduría y conocida por CM&, la entidad pide que se revoque la libertad que se le concedió al contratista Guido Nule, al considerar que el condenado no podía ser cobijado con ningún beneficio, dado que está procesado por un hecho de corrupción grave.

“Caracterizar esta conducta como gravísima, de acuerdo con su vulneración al patrimonio público y a los derechos de los colombianos”, señala el documento.

En la solicitud, la Procuraduría denuncia además que Guido Nule no ha reparado a las víctimas del carrusel de la contratación, en este caso al Distrito.

En ese sentido, el Ministerio Público señaló que la Corte Suprema le impuso una multa de 13 mil millones de pesos; reparación que no habría sido entregada por Nule, y sus primos Manuel y Miguel.

“No es lo mismo una apropiación pequeña de los recursos del Estado, a una que supera los miles de millones de pesos”, agrega.

En ese sentido, la Procuraduría denuncia que los daños ocasionados ascienden a los 166 mil millones, de los cuales no se hay rastro de algún tipo de reintegro.

“La reparación a la víctima corresponde al efectivo reintegro de los valores apropiados”, indica el documento.

Y es que además, el Ministerio Público resalta que la condena de Nule ha sido modificada en tres instancias, en todos los casos incrementados, ya que inicialmente fue de 90 meses, dicha sentencia fue apelada y el Tribunal Superior de Bogotá estableció una pena de 14 años de prisión.

Y en el más reciente fallo, la Corte Suprema de Justicia aumentó a 19 años y 11 meses, la condena del contratista, por lo que la Procuraduría le pide al juez que concedió la libertad que sea más exigente con los criterios para conceder este tipo de beneficios, ya que Nule llevaba detenido 7 años y 8 meses, es decir ni la mitad de su pena. 

De acuerdo con la Fiscalía, Guido, Manuel y Miguel Nule se apropiaron de millonarias sumas de dinero del Distrito, en la administración de Samuel Moreno, que estaban destinadas para la construcción de la fase 3 de TransMilenio.