Por tener vínculos con el paramilitar “Jorge 40”, fueron inhabilitados a 20 años para desempeñar cargos públicos.

El Ministerio Público concluyó que el ex representante Gamarra y el ex senador Abala promocionaron al bloque norte de las autodefensas a cambio de lograr sus curules en el Congreso para el periodo 2002- 2006.

Para la Procuraduría tanto el ex senador Saade Abdala y el ex representante Gamarra Sierra, hicieron parte de la conformación de distritos electorales en el departamento del Magdalena, diseñados por el bloque norte de las autodefensas unidas de Colombia, para consolidar la hegemonía de la organización delictiva y acceder a escenarios de poder y decisión.

Una vez elegidos, tenían la capacidad de legislar sobre los acuerdos a que habían llegado con los paramilitares, lo cual se materializó en el ejercicio de las funciones legislativas, como la de participar en la aprobación de la Ley de Justicia y Paz, con el propósito de favorecer a los miembros de las autodefensas.

En el fallo de única instancia la Procuraduría impuso la más alta sanción disciplinaria a los ex congresistas como reproche disciplinario por el proceder ilegal de quienes ejercieron uno de los cargos públicos de mayor exigencia moral, ética y profesional del país.

Publicidad