La Procuraduría destituyó e inhabilitó por 12 años para ejercer cargos públicos al personero saliente de Bogotá, Francisco Rojas Birry, por no declararse impedido para actuar en las acciones realizadas contra la firma DMG.

 Alejandro Ordoñez, procurador General de la Nación, sostuvo que Rojas Birry “comisionó a servidores públicos de la entidad a su cargo para que en calidad de veedores se hicieran presentes en los operativos contra la firma DMG, a pesar de sus presuntos vínculos personales con DMG”.

 En 2008, William Suárez le habría entregado 200 millones de pesos a Rojas Birry por orden de David Murcia, creador de la captadora de dinero DMG.

 Murcia ha asegurado que en 2008 se reunió en dos oportunidades con Francisco Rojas Birry, y que en uno de los encuentros Rojas le pidió dinero para pagar algunas deudas y financiar su campaña a la personería distrital.