A la orden de captura que dictó el viernes la corte Suprema de Justicia contra la ex congresista Yidis Medina se suma ahora la reapertura de un proceso disciplinario en la Procuraduría. El auto de reapertura usa términos muy duros con Yidis Medina, pero dice poco de los funcionarios que habrían participado con ella en la misma falta.

Son cuatro los cargos por los que la Procuraduría inició investigación disciplinaria en contra de la ex congresista Yidis Medina, todos ellos originados en las dos versiones que hasta la fecha ha entregado sobre la manera como votó la reelección inmediata del Presidnete.

Porque según la Procuraduría Yidis Medina, en la declaración de agosto de 2004, bajo la gravedad de juramento y faltando a la verdad consignó hechos amañados y mentirosos de los que ahora se retractó. Porque para la Procuraduría también se trataría de hechos ciertos de los que ahora pretende obtener un beneficio indebido.

Porque si consignó hechos mentirosos en su primera declaración, impidió que el Ministerio Público prosiguiera adelante con la investigación que hace cuatro años inició contra el embajador Sabas Pretelt; el ministro de Protección Social, Diego Palacio el entonces superintendente de Notariado, José Felix Lafaurie y el ex director del DAS, Jorge Noguera.

Porque con su conducta Yidis Medina no puso en conocimiento de las autoridades de manera oportuna, los hechos que ahora se conocen y de los cuales había dejado constancia desde agosto de 2004 Hace apenas tres semanas la Procuraduría archivó la investigación que adelantaba contra los cuatro funcionarios del Gobierno, porque no encontró pruebas de que ellos hubieran incurrido en alguna falta disciplinaria, ahora con la versión de Yidis Medina, la Procuraduría ordenará reabrir esos procesos, por lo menos contra los funcionarios que la ex congresista involucrara en su declaración.