Por orden de la viceprocuradora general Martha Isabel Castañeda quien es oriunda de Santa Marta, se le abrió indagación disciplinaria a Carlos Caicedo, el exalcalde de esa capital por haberle restituido a la ciudad el recaudo de sus impuestos que estaba en manos de particulares con un efecto de gran detrimento para las finanzas públicas.

“Expresamente se prohíbe en esta ley la delegación a terceros, del recaudo de los tributos de las entidades territoriales”, dijo Caicedo.

La historia comenzó en 2002 cuando el entonces alcalde Hugo Gnecco quien después fue condenado a 10 años por un millonario desfalco a Santa Marta, le dio un contrato por veinte años a la firma a Recaudos y Tributos para que cobrara el impuesto predial y de industria y comercio a cambio de quedarse con un porcentaje.

“R&T, se había llevado de la ciudad, una suma multimillonaria que, a la fecha, arribaba a unos 38 mil millones de pesos”, afirmó Caicedo.

Después de varios intrincados procesos en que fueron protagonistas los mismos personajes de la presunta coima de 500 millones de pesos por un fallo de tutela en la Corte Constitucional, su sala plena le dio la razón al alcalde Caicedo tumbando una decisión anterior de Jorge Pretelt que tomó partido por la firma particular. El abogado de Recaudos y Tributos, contraparte del exalcalde Caicedo, fue Rodrigo Escobar Gil. El contralor de la ciudad Horacio Escobar en la época de los hechos, resultó ser pariente de Escobar Gil. Y la viceprocuradora Castañeda, quien ahora ordena investigar a Caicedo, ha sido defensora pública de Pretelt en el proceso que este enfrenta en el Congreso.

“Yo no quiero creer que esta investigación por supuesto corresponda a una especie de retaliación, que me están pasando una especie de factura de cobro de cuentas por la lucha que hemos dado en defensa de los intereses colectivos”, indicó el exalcalde.

El exalcalde señalado por la Procuraduría de Alejandro Ordóñez de presunta violación de las normas, le pide a este organismo actuar con imparcialidad.

“Esperaríamos ver de parte de la Procuraduría unas investigaciones también por ejemplo hacia la empresa R&T porque dejaron fenecer cerca de 28,000 millones de pesos de facturas”, agregó Caicedo.

El contralor de Santa Marta Horacio Escobar, familiar del apoderado de Recaudos y Tributos no se declaró impedido ni tampoco se interesó en revisar el contrato y en cambio, se empeñó en sacar del cargo al Caicedo.

La decisión de la Procuraduría de abrirle investigación al exalcalde Caicedo se toma en contravía de lo ordenado por la Corte Constitucional que le dio la razón jurídica a este.