El delegado de la Procuraduría en el proceso que se sigue en Barranquilla a siete políticos del Atlántico, involucrados en el proceso de corrupción electoral que se inició tras la develación del escándalo que se conoce como ‘La Casa Blanca’, pidió este lunes cárcel para los dirigentes políticos.

Para la Procuraduría no es prudente la libertad ni la detención domiciliaria para los siete políticos teniendo en cuenta que se aproximan las zonificaciones para las elecciones locales del próximo año y los presuntos nexos entre quienes frecuentaban la ‘Casa Blanca’ y la Registraduría.

David de Aguas, delegado de la Procuraduría indicó, «la solicitud del Ministerio Público es coadyuvar la solicitud que en tal sentido en lo que respecta a medida de aseguramiento consistente en establecimiento de reclusión efectuada por el representante del ente acusador».

Coincide la Procuraduría con la Fiscalía y la Corte Suprema en que los siete políticos podrían tomar el puesto de Aída Merlano.

«Está vigente la estructura criminal en momentos en que se avecinan nuevas elecciones y pueden ponerla al servicio de los intereses políticos que la asisten afectando nuevamente la autonomía del electorado, poniendo en peligro los mecanismos de participación», sostuvo.

Reiteró la Procuraduría que en libertad, los políticos tendrían contactos con las más de 10 mil personas que aparecen en la base de datos de la ‘Casa Blanca’.

«Todos los que están aquí (señalando a los imputados) de acuerdo a la inferencia razonable, son, pero no están todos los que son, hay muchos políticos que están, según información de la Fiscalía, hay otros políticos, hay empresarios que figuran», dijo el delegado.

Publicidad

En la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento a dos concejales, dos diputados, dos exconcejales y una excandidata a la Cámara de Representantes comenzaron a ser escuchados los abogados de la defensa.