Un profesor de física encontró una forma original y divertida de enseñar su materia: jugando billar.

El profesor enseña física de carambola. Aunque los estudiantes son mejores que él para el billar, sobre el paño verde descubrieron la ley de acción y reacción, la fuerza, la masa, la aceleración y el choque inelástico.

Para el profesor  Mario Ramírez,  enseñar física no es solo cuestión de teoría.

Sus clases en el Colegio General Santander en el sur de Bogotá, no se limitan a un tablero y un marcador.

La física que cada semana enseña a sus alumnos del grado décimo, durante dos horas, se gasta entre pupitres y los paños de varias mesas de billar.

Para  este maestro dedicado toda su vida a los números, la mejor fórmula para que sus alumnos no reprueben el curso es un buen chico de billar.

“Acá se ven las leyes de Newton, se ven todos los movimientos, y yo busco que aprendan en su entorno que es el billar”

Eso si, siempre y cuando sus pupilos pongan en práctica todos los conocimientos adquiridos en el salón de clase.

“Hay que medir la velocidad, el efecto y la distancia a la hora de tacar”

Publicidad

Para ellos, la mayoría con proyectos de ser ingenieros, el billar es el mejor método para que aprender física, sea cuestión de un juego.

“Es bueno ver como es un choque elástico e inelástico”

Pues acá conceptos como fuerza, velocidad, y masa, entre otros, equivalen a una buena carambola y por supuesto una buena calificación.