Los gremios de la producción afirmaron que la propuesta de las centrales obreras para subir el salario mínimo a $1 millón esincoherente”.

Dichos gremios piden coherencia con las propuestas frente a la actual situación económica del país.

Fenalco llamó a la prudencia y afirmó que el ajuste debe estar en línea con la inflación causada de este año proyectada al 2 %.

Por su parte, Acopi señaló las empresas están tratando de sostener los empleos actuales.

La próxima semana iniciará la discusión de la Comisión de Concertación Salarial.