En un debate de control político realizado en la Comisión Segunda del Senado, el ministro de Defensa, Guillermo Botero respondió las inquietudes de congresistas de partidos de oposición y aclaró su posición sobre la protesta social: “La protesta social no hay que criminalizarla, lo que hay es que reglamentarla y esperamos que el Congreso de la República lo haga en desarrollo del mandato de la Corte Constitucional, mediante una ley estatutaria. Eso es lo que pienso como persona particular y lo que pienso como ministro”.

Al ministro de Defensa le llovieron críticas de muchos sectores sociales por una afirmación que hizo en un foro económico según la cual la protesta social era financiada por bandas criminales y las mafias. Afirmación que aclaró este martes en el debate que se prolongó por más de cinco horas.