Mientras el parlamento iraquí discute el acuerdo según el cual las tropas norteamericanas se irían del país en 2011, los seguidores de un religioso chiíta, salieron por miles a las calles de Bagdad para pedirles que se vayan de una vez.

Miles de personas salieron a las calles de Bagdad, la capital iraquí, para protestar en contra de las negociaciones entre el gobierno de ese país y el de Estados Unidos sobre el futuro de las tropas norteamericanas en Irak.

El acuerdo aún no aprobado, establece como fecha para iniciar el retiro de las tropas estadounidenses, el 2011, pero no tiene fecha limite para terminar ese proceso.

Durante horas, los iraquíes marcharon con pancartas y arengas, pidiendo el retiro inmediato los soldados estadounidenses, que según informes del gobierno, son cerca de 144 mil.

A cambio de esa prorroga, el gobierno de estados unidos le ofreció a Irak, el derecho de procesar a soldados estadounidenses por delitos cometidos fuera de su servicio, un beneficio que, según los lideres de la marcha, Irak pagaría muy caro, otorgando tres años más de invasión.