El polémico hombre fuerte de Rusia, Vladimir Putin, salvó hoy a un equipo de televisión amenazado por un tigre siberiano suelto. Quizás es la primera que Putin hace algo por el periodismo.

Este tigre de Siberia puso hoy en peligro al primer ministro ruso, Vladimir Putin, y a un equipo de periodistas.

El incidente ocurrió durante la visita de putin y un grupo de investigadores a un parque nacional siberiano en el que se vigila a los tigres en libertad, por ser una especie amenazada.

Justo cuando Putin llegaba, un tigre escapó y corrió fiero, hacia el equipo de cámaras de televisión.

Pero el milagro, lo consiguió el propio primer ministro.

Al tigre había que sedarlo y sólo había una oportunidad para dispararle, y sólo un ex – agente del servicio secreto soviético, KGB podía lograrlo, así que Putin tomo el rifle de dardos sedantes, disparó contra el animal, dio en el blanco y salvo al grupo de periodistas.

Después colaboró con los investigadores en la instalación de un rastreador satelital para el animal constato los tres metros que midió el felino de la nariz a la cola, y hasta se tomo fotografías con los periodistas recién salvados…

Publicidad

Un gesto que a pesar de lo valeroso aún no logra congraciar al Kremlin con la prensa que hoy protesta en ese país por la muerte de Magomed Yevloyev, periodista propietario de un sitio de Internet de la oposición en la problemática región de Ingushetia, asesinado hoy en confusos hechos en ese país.