Según las autoridades fiscales de los Estados Unidos, al menos 50 colombianos de seis departamentos, se han relacionado con ‘El Chapo’ Guzmán.

El 28 de septiembre de 2007 fue capturada la narcotraficante mexicana Sandra Ávila Beltrán, la socia del Chapo Guzmán, conocida como “La Reina del Pacífico”. El entonces Departamento Administrativo de Seguridad DAS redactó este informe relacionando a Sandra Ávila con un narco del Norte del Valle colombianos.

El 15 de diciembre de 2009, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, señaló al bogotano Néstor Alonso Tarazona como Narcotraficante Especialmente Designado por su relación con el cartel de Sinaloa. Según la OFAC, Tarazona controlaba dos empresas en Colombia. La Agropecuaria La Cruz y el Criadero Las Cabañas.

En febrero de 2010, la DEA y la policía colombiana realizaron la “Operación Fronteras”. Capturaron a 21 miembros del cartel de Sinaloa, una de ellos fue la colombiana María Patricia Rodríguez Monsalve, señalada por la Dijin como el enlace entre carteles colombianos y el Chapo Guzmán.

Ese mismo año, el Departamento del Tesoro elaboró este organigrama en el que aparecen otros colombianos que sirvieron al Chapo como pilotos o colaboradores en finanzas.

A partir de esa operación, las autoridades conocieron que ‘El Chapo’ también tenía negocios con otro cartel colombiano conformado por los hermanos Fernando, Jorge Milton y Francisco Cifuentes Villa, el antiguo piloto de confianza de Pablo Escobar.

Ese mismo año, el Departamento del Tesoro reveló que otro colombiano, Jorge Llanos Gazia, también habría apoyado la organización de Guzmán Loera.

En octubre de 2013, la inteligencia colombiana conoció que la organización del Chapo se había extendido hasta Bogotá y los departamentos de Meta, Boyacá, Antioquia, Valle y Casanare.

El 22 de febrero de 2014, en la segunda captura de ‘El Chapo’ Guzmán, el Departamento del Tesoro reveló las identidades de otros supuestos socios colombianos del capo.

El pasado 20 de octubre, el Ejército capturó en el Putumayo a alias “Johana”, una guerrillera del frente 48 de las Farc, señalada de ser la encargada de enviar cocaína a Centro América en coordinación con el Chapo Guzmán. Las autoridades también tienen pruebas de la relación del frente 30 que permanece en el Pacífico Colombiano, con el cartel de Sinaloa.