En un basurero a cielo abierto se ha convertido el puente de la calle Murillo con avenida Circunvalar en Barranquilla. Escombros y todo tipo de desechos se encuentran en este lugar, hecho que es aprovechado por los delincuentes para cometer todo tipo de actos ilegales.

A pesar de servir de intersección entre las vías con más tráfico vehicular de la ciudad, este punto parece estar olvidado por las autoridades.

“Esto es continuamente, es una desorganización que hay a nivel distrital porque no ponen vigilancia para los carros de mula. Tienen esto como un botadero de basura y excremento”, aseguró uno de los transeúntes de la zona.

Escombros, restos de talas de árboles, neumáticos y desechos de electrodomésticos es el panorama que se puede apreciar a lo largo de este sector en el suroriente de Barranquilla y límites con Soledad.

Publicidad

“Nos afectan los malos olores, los delincuentes llegan y se acomodan ahí, eso también nos afecta”, denunció Guillermo Galindo, vendedor de la zona.

Los ciudadanos piden a las autoridades un CAI móvil para frenar el depósito ilegal de basuras y controlar a los delincuentes.