El juez de Brasil, Sergio Moro, quien lideró una de las investigaciones más importantes en ese país, la cual fue el escándalo de corrupción de Petrobras, aseguró que hechos como el de Odebrecht son «una vergüenza».

Aseguró que «la creación de fuerzas tareas en el ámbito del Ministerio público, Fiscalía y Policía Federal para recursos humanos y financieros» fue lo que permitió una adecuada investigación y recolección de pruebas en el caso Odebrecht.

«Hubo mucho rastreo bancario, colaboración internacional de países donde hubo cuentas secretas, Suiza, Mónaco, Luxemburgo, fue esencial la publicidad de los procesos, la prensa tiene un papel fundamental, la prensa fue fundamental en ese proceso, no piensen que el judicial debe ser de los gobernantes, un proceso tiene que ser público, un juicio tiene que ser abierto, no sólo para que la prensa tenga información sino para que los ciudadanos conozcan que hizo la justicia en esos procesos» afirmó.

Aseguró que frente a la petición que países donde hubo problemas con Odebrecht, han hecho, tales como «que se les entregue las pruebas recolectadas por esos hechos», ello si se desea hacer.

«Tenemos mucho interés en compartir las pruebas en todos los países donde Odebrecht actuó, así como dimos una protección jurídica a esas personas en Brasil, nosotros solo podemos dar esas pruebas a personas que den protección, ello no impide que los países interesados en esas pruebas realicen sus investigaciones con las pruebas realizadas en Brasil, nosotros queremos compartir esas pruebas, no tengo ningún interés en proteger a esas personas» añadió.