En el segundo día de desarrollo del Congreso de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) se entregó el primer subsidio recurrente de vivienda que tomó vida tras la aprobación del decreto 1533 de agosto de 2019. 

Este decreto permite que los colombianos que ganen menos de dos salarios mínimos puedan combinar los recursos que dan las cajas de compensación con los del programa Mi Casa Ya y obtener hasta $ 41 millones de subsidio para tener casa propia. 

El ministro de Vivienda Jonathan Malagón sostuvo que los afiliados debían escoger entre uno de los dos beneficios, el del Gobierno o el de sus de las cajas de compensación y esto eliminaba la posibilidad de que recibieran la ayuda económica para acceder a comprar su vivienda.

Ahora los colombianos que estén afiliados a una caja de compensación y, ganen menos de dos salarios mínimos, pueden aplicar al subsidio de vivienda recurrente.