Un proyecto de ley fue radicado este martes en la Cámara de Representantes de Colombia para prohibir las mal llamadas terapias de conversión en el país que “atentan contra los derechos de la comunidad LGTB” y suponen “torturas”

“Esto sigue ocurriendo en Colombia y en nuestras narices”, dijo el congresista Mauricio Toro, quien fue el encargado de presentar el proyecto de ley, a tan solo unas semanas de que se acabe este periodo legislativo, junto un grupo de activistas.

Violaciones correctivas, exorcismos, “retiros espirituales”, ritos y otras prácticas similares son algunos de los esfuerzos de cambio de orientación sexual, identidad de género o de expresión de género (Ecosieg), la forma adecuada de referirse a las popularmente conocidas como “terapias de conversión”.

Le puede interesar: Atroz caso: Niño de 11 años fue apuñalado por un compañero de colegio en el Valle del Cauca

En este sentido, el proyecto busca sancionar a los profesionales y no profesionales de la salud que sometan a terapias de conversión y crear mecanismos sancionatorios y agravantes de tipo penal a partir de “definir exactamente” lo que son para evitar que las iglesias se escuden en que es su “libertad religiosa”.

Precisamente, en este sentido, Toro denunció al senador colombiano y candidato a la Presidencia, John Milton Rodríguez, que “administra sitios donde le quitan los derechos a las personas y donde los torturan”, donde se llevan a cabo este tipo de esfuerzos.

El texto insiste en que la homosexualidad o las identidades de género diversas no son una patología, no son una enfermedad que se pueda curar, algo reconocido por la Organización Mundial de la Salud.

Le puede interesar: Identifican 21 cadáveres de los 44 de la última matanza en una cárcel de Ecuador

Pero este proyecto de ley tiene que formar parte de “una política pública mucho más amplia”, que le proporcione herramientas a las familias y personas que se tengan que enfrentar a este tipo de situaciones, porque “muchas veces la reacción (de llevarlas a las ECOSIEG) viene del desconocimiento”.