El  pedido del presidente ecuatoriano fue hecho en su programa sabatino  luego de leer una carta de los familiares de Guillermo Javier Solórzano Julia, secuestrado desde agosto de 2007.

En la alocución, el mandatario aceptó que aunque se debe comprobar que Solórzano Julia está en poder de las FARC, calificó de “inaudito” el hecho de que aún esa guerrilla mantenga personas cautivas.

Rafael Correa, pidió la intervención de la senadora colombiana Piedad Córdoba para que interceda por “ese compatriota” pero les recordó al grupo guerrillero que su país no soportará más secuestros a ecuatorianos.  

"Señores de las FARC, ya basta de jugar con fuego porque Ecuador sabrá responder ante cualquier acción que afecte al país o a ecuatorianos”, añadió el jefe del Estado.