Diferentes voces internacionales felicitan y se comprometen por encontrar la paz para Colombia.

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, desde el palacio del Elíseo, felicitó al gobierno colombiano e hizo un llamado a las FARC para poner fin a su “lucha absurda”.

Por su parte el secretario general de la OEA, José Miguel Inzulsa, por medio de un comunicado oficial de la OEA, también reconoció la forma en que se llevó a cabo el operativo que culminó, sin disparar un solo cartucho, con el rescate  de 15 rehenes en manos del grupo guerrillero.

Publicidad

En un comunicado, el gobierno de Venezuela subrayó los intensos esfuerzos  de su presidente Hugo Chávez a favor de un acuerdo Humanitario en Colombia, y recuerda que su labor de mediación condujo a las primeras liberaciones de ciudadanos colombianos retenidos por las FARC.

Según el gobierno venezolano, ese país celebra la noticia porque ha participado de cerca en este proceso en dos ocasiones. En el texto, el gobierno venezolano se ha sumado al júbilo por el feliz acontecimiento de la liberación de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, once ciudadanos colombianos y tres ciudadanos estadounidenses que han sufrido en carne propia las angustias de la selva y la dureza del cautiverio. Además, reiteran a las Farc la necesidad de liberar a las personas que aún siguen en cautiverio y de iniciar procesos de reconciliación.

El Gobierno del Ecuador, expresó también su satisfacción por el rescate de los secuestrados. Voceros del gobierno ecuatoriano, reiteraron que su país condena inequívocamente los métodos ilegales que emplean las FARC y otros grupos armados irregulares. Además Ecuador renueva su posición de exigir la liberación inmediata e incondicional de todos los demás secuestrados por esos grupos por razones humanitarias y en estricto apego y respeto a las normas y principios de los derechos humanos y libertades fundamentales.

Luiz Inácio “Lula” Da Silva, presidente de Brasil, expresó su satisfacción por la liberación de los cautivos, y manifestó que espera que este acontecimiento sea un paso definitivo para la liberación de los demás secuestrados y la reconciliación del pueblo colombiano.

Para Alan García, presidente de Perú, la operación fue producto de "la constancia democrática, la disciplina y el uso democrático de los recursos que la ley ofrece", ya que "frente a la violencia no hay negociación".

En un acto público en Buenos Aires, Cristina Kishner, presidenta de Argentina, dijo que el rescate es también una victoria de la vida y la libertad.

José Luís Rodríguez Zapatero con respecto a Ingrid Betancourt dijo que se ha liberado a un símbolo de todos los rehenes, en un telegrama enviado al gobierno de Colombia además conversó  telefónicamente con el presidente Álvaro Uribe a quien le expresó su "satisfacción" por la liberación de los rehenes.

Finalmente según el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Gordon Johndroe, El presidente Bush felicitó y brindó su apoyo y confianza al presidente Uribe.