A partir del momento en que el Presidente firme una Ley, ningún colombiano de estrato 1, 2 o 3 tendrá que pagar por la reconexión de sus servicios cuando le hayan sido cortados por falta de pago.