Class Relotius es uno de los periodistas más exitosos de Alemania, referente del periodismo joven en dicho país, y quien habría ganado numerosos premios a nivel internacional.

Relotius trabajaba para la prestigiosa revista alemana, Der Spiegel, y parecía estar viviendo uno de los mejores momentos de su carrera; sin embargo, esta semana fue despedido, pues descubrieron que habría inventado distintos testimonios y hasta personajes en varios de sus reportajes.

Las sospechas de sus creaciones de «cuentos de hadas», como los calificó la revista, iniciaron cuando salió la publicación de un reportaje sobre la frontera entre Estados Unidos y México, y luego de que un colega, quien había hecho parte del artículo, dudara de la autenticidad de los testimonios citados.  

El medio de comunicación creó una comisión especial para investigar el caso, pues no tiene duda de que el periodista sacaba muchas de sus ideas de una que otra «película».