Los equipos de rescate encontraron este lunes la caja negra del avión Boeing 737 MAX 8 de Ethiopian Airlines que se estrelló el domingo poco después de despegar de Adís Abeba con rumbo a Nairobi, (Kenia), informó la aerolínea.

«El registro digital de vuelo (DFDR) y el registro de voz de cabina (CVR) del (vuelo) ET302 han sido recuperados», dijo Ethiopian Airlines en su último comunicado.

En Etiopía, este lunes, es un día de luto oficial por las víctimas del accidente, entre las que figuran 32 kenianos, 9 etíopes, 18 canadienses, 8 italianos, 8 chinos, 8 estadounidenses, 7 británicos y 7 franceses, entre las nacionalidades más afectadas.

Los equipos de rescate, incluidos equipos extranjeros de varios países, aún se encuentran en la zona intentando recuperar los cuerpos y determinar las causas del accidente.

Además, también viajaban en la aeronave 22 empleados de diferentes agencias de la ONU, según precisó la directora ejecutiva de ONU-Habitat, Maimunah Mohd Sharif.

La compañía explicó que el piloto había avisado a la torre de control de que estaba teniendo «dificultades» y que se le había concedido autorización para regresar al aeropuerto de la capital etíope, instantes antes de que se perdiera la señal.