30 mil millones de pesos es el presupuesto que tiene el Gobierno para atender la salud de los venezolanos, dinero que está resultando insuficiente.

Así lo aseguró el ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, quien señaló que los venezolanos llegan con diferentes enfermedades que demandan atención no solo por urgencias.

«Los migrantes venezolanos llegan con diferentes patologías por lo que se requiere reforzar la vacunación para evitar brotes de epidemias. Por eso, las demandas de servicios superan la atención de urgencias», indicó el ministro.

Juan Pablo Uribe sostuvo que la atención a los venezolanos tiene un impacto grande en los recursos de la salud y que la proyección de los costos, sobre todo para el año entrante, supera con creces lo que se tiene.

«Nada más en Bogotá se están atendiendo 200 partos cada mes, lo que significa un esfuerzo grande de las autoridades de salud. Calculamos que los costos asistenciales para el próximo año ascenderán a 150 mil millones de pesos», puntualizó el ministro.

Por su parte, el gerente del Hospital Erasmo Meoz de Cúcuta, Juan Agustín Ramírez, señaló que en los últimos tres meses se han atendido más partos de mujeres venezolanas que colombianas.

«En el 2018 podemos decir que, más o menos, el 48 % de los pacientes atendidos son venezolanos que llegan con diferentes enfermedades como infecciones respiratorias, diarrea, diabetes, hipertensión, entre otras», puntualizó el gerente del hospital.