Europa podría quedarse sin memes, gracias al apoyo que ha tenido la reforma de la norma de  derechos de autor en la zona euro, que plantea modificaciones en la forma en la que se usa y se difunde contenido en Internet.

La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo dio luz verde a la reforma del copyright, que quiere asegurar que las plataformas de internet paguen de forma justa a los autores de contenido utilizado por sus usuarios en la web.

Esto requeriría que todo aquello que se vaya a subir a Internet sea previamente monitoreado para asegurar que no se esté violando ningún derecho de autor.

Esto implicaría no solo impedir que se compartan textos, canciones o videos, sino que incluso podría poner fin a material que tome fragmentos de otros contenidos como los memes.

Los detractores de esta normativa aseguran que esto podría implicar censura en la web.

Aún falta la votación del plenario en el Parlamento Europeo para que la nueva directiva se convierta en una ley.