En Villa del Rosario, Norte de Santander, en límites con Venezuela, el Instituto Nacional de Salud instaló un puesto de vacunación para migrantes, porque en el vecino país no ha habido vacunas en años y enfermedades que se creían extintas en este país estarían resurgiendo por contagio de los vecinos.

Con la confirmación del tercer caso de sarampión importado desde Venezuela, las autoridades de salud de Colombia intensificaron el plan de vacunación para los venezolanos que ingresan a nuestro país por los pasos fronterizos. La jornada se llevó a cabo en el municipio de Villa del Rosario, Norte de Santander.

Dos de los tres casos de este virus que ha sido confirmado por pruebas de laboratorio en el Instituto Nacional de Salud indican que son menores de edad.  El programa de inmunización tiene una provisión de 350.000 dosis de la vacuna triple viral y se espera la llegada de 700.000 adicionales para tener disponibilidad de vacunación en los 2.600 puntos que se tiene en el país.

«Los beneficiados son los niños de 1 a 5 años menores de 10 años, mayores de 50», dijo Maite Moreno, Secretaria de Salud de Villa del Rosario. 

Le podría interesar: Se celebra La Hora del Planeta

«Mejorar las coberturas de vacunación hoy en Colombia son especialmente importantes. Acompañar en los sitios de frontera la vacunación de los menores hijos y nacidos en Venezuela que tienen su cobertura con alguna limitación», aseguró el viceministro de Salud Pública, Luis Fernando Correa

Las autoridades médicas harán jornadas de vacunación todos los días de ocho de la mañana a cuatro de la tarde y hacen un llamado para que las personas acudan a los centros médicos si tienen síntomas como conjuntivitis, malestar general, fiebre alta, erupción o brote en el cuerpo.