El gobierno tailandés regala “pastillas del amor” por el día de San Valentín con motivo de aumentar la natalidad que está en declive en ese país.

El 14 de febrero, día de los enamorados, se ha convertido en un popular momento donde la mayoría de las parejas quieren casarse.

Por eso el Ministerio de Salud de Tailandia entregó vitaminas prenatales a parejas recién casadas en una campaña para alentar a los matrimonios jóvenes a tener hijos y a impulsar la tasa de natalidad.

“Las pastillas del amor” están hechas de ácido fólico y hierro en cajas de color rosa para atraer a las parejas a prepararse para el embarazo. Las píldoras llegaron con folletos sobre cómo ser saludable para poder concebir.

La nación del sudeste asiático está envejeciendo rápidamente, tiene la mayor proporción de personas mayores de cualquier país en desarrollo en el este de Asia, trayendo consigo una serie de problemas para el gobierno, incluida la escasez de mano de obra.