La Sección Quinta del Consejo de Estado negó la petición de aclaración que presentó la Registraduría Nacional en contra del fallo que solicitó a esa entidad adoptar medidas tales como la actualización del software para evitar que se presenten posibles irregularidades en temas electorales.

El pronunciamiento lo hizo en su momento el Consejo de Estado dentro del fallo que ordenó devolver tres curules al Movimiento Político Mira.

El alto tribunal indicó que si bien la Registraduría ha tenido avances en materia electorales, ello no significa que no se “encuentra que ello es susceptible de mejora continua y profunda para lograr un mejor resultado”.

Indicó la corporación judicial que “la seguridad de la información es una prioridad que debe ser atendida por parte de todos los funcionarios, proveedores y colaboradores, y consiste básicamente en eliminar las actividades que atenten contra la integridad y fidelidad de la información”.

En ese punto afirmó que de ahí que resulte importante “gestionar su protección desde antes de la realización de los comicios, de manera preventiva, con la identificación de las posibles amenazas informáticas, tecnológicas o de cualquier otra índole, que puedan llegar a permear, manipular o destruir los componentes o incluso el sistema electoral, para que desde un inicio el resultado de la elección sea verdadero y transparente”.

Agregó que para ello se debe tomar las medidas tecnológicas necesarias con el propósito de proteger la verdad electoral depositada en las urnas.