El 11 de septiembre se vence el plazo para que la Registraduría determine si la solicitud de referendo para reelegir, otra vez, al presidente Uribe tiene el número de firmas válidas requeridas. El problema es que sólo esta semana llegó la plata para efectuar ese trabajo.

Por reglamento se hacen tres tipos de revisiones a las firmas. Van en la primera revisión del primer millón.

El retraso en el desembolso de los recursos destinados a la revisión de las firmas para una segunda reelección presidencial tiene corriendo a la Registraduría.

Una parte de esos dineros llegó apenas el martes pasado y sólo ese día se comenzó a contratar a quienes están a cargo de la revisión. El plazo para entregar los resultados es el 11 de septiembre; sólo una catástrofe permitiría retrasar esa fecha.

Publicidad

“Desafortunadamente, y debido a trámites administrativos propios de la burocracia, y de la administración, llegaron de manera efectiva hasta el 19 de agosto, fecha en que empezamos a contratar a los supernumerarios”

Hasta hoy, en una primera fase, se han revisado un millón 150 mil firmas de las cinco millones 21 mil que entregaron los promotores de la reelección presidencial.

“Firmas sin número de cédula, firmas ilegibles o números de cédula que no son ilegibles que son causales de nulidad. Aunque es de destacar que las firmas venían bastante depuradas”

Aún faltan la revisión de los grafólogos y la verificación de la existencia de las cédulas.

La Registraduría comenzará el próximo lunes la revisión de las 229 mil firmas que entregaron los promotores de la cadena perpetua a los abusadores de niños.

Además, está pendiente la entrega de las firmas para que el agua sea un derecho fundamental.