Las empresas y comerciantes deben renovar su inscripción en las cámaras de comercio para evitar multas que pueden llegar hasta los 11 millones de pesos.