Renunció Orlando Abello Martínez Aparicio, integrante del consejo directivo de la Uniautónoma, porque según él existió unas actas que no fueron detallas ni analizadas, actas en las que el exrector Ramsés Vargas, se hacia un incremento al sueldo por más de 20 millones de pesos.

Orlando Abello Martínez Aparicio, envió una carta dirigida al secretario general de la universidad, Jesús David Pantoja, por la alteración de ciertas actas aprobadas por la sala general. La Asociación de Estudiantes, quienes iniciaron la huelga, calificó este hecho como un resultado a sus esfuerzos.

«Realmente no estamos conformes con las soluciones que nos han presentado hasta el momento, nosotros seguimos porque queremos una solución real», aseguró Valentina Molina, estudiante de comunicación social de la Uniautónoma.

En la mañana los delegados del Ministerio de Educación lograron ingresar al edificio administrativo y a varios laboratorios de la universidad.

«Queremos que la mesa general y el consejo directivo salga totalmente de la universidad y hasta que eso pase no vamos a levantar el cese de actividades», dijo Didier Martínez, estudiante.

Por su parte, uno de los profesores de tiempo completo, Jean Pierre, reveló que «una persona reclamó con un poco de fuerza en las oficinas de recursos  humanos y fue reportada, por lo que a los pocos días los despidieron’.

La delegada del Ministerio de Educación entregará en las próximas horas el informe de su visita, al consejo directivo.

Hasta el momento el consejo directivo de la Universidad Autónoma del Caribe se encuentra debatiendo la posibilidad de la salida de Eduardo Vargas, Sonia la Madrid, María Hernández, María Vargas, Álvaro Vargas y Efraín Maldonado, quienes tienen algún vínculo de consanguinidad con el exrector Ramsés Vargas.

Se esperan los resultados presentados en el informe por parte de la delegada del Ministerio de Educación con respecto a los hallazgos dentro de la universidad.