Una réplica de magnitud seis puntos en la escala de Richter, sacudió las provincias de Sichuan y Gansu al sur oriente de China.

Las autoridades chinas, informaron que en esta oportunidad se está evacuando a más de dos mil personas temiendo que se produzcan inundaciones en la población de Sichuan.

Los organismos de rescate informaron que después de la réplica, los deslizamientos de tierra bloquearon el Río Qingzhu, y se teme por los riesgos de epidemias, pues el río está a punto de desbordarse.

El saldo mortal del terremoto del 12 de mayo, ya supera las 28 mil victimas, 14 mil personas están aún enterradas bajo los escombros.

Feng Zijian, director del Centro de Control y de Prevención de Epidemias de China, aseguró que es prioridad buscar alojamiento a los sobrevivientes y buscar que tengan acceso al agua potable, para esto, el ministro de la Construcción, Jiang Weixin, anunció el envío de 48 purificadoras de agua en las zonas más afectadas.

Zijian aseguró que el gobierno otorgó 300 millones de euros a las zonas afectadas.

Publicidad