Cientos de peces muertos se encontraron flotando y emanando olor fétido en la laguna de El Cabrero, que bordea parte del cordón amurallado del centro histórico de Cartagena. El Establecimiento Público Ambiental (EPA) tomó muestras al cuerpo de agua para analizar las posibles causas.

De acuerdo con el EPA, se investigan dos causas que podrían haber incentivado está mortandad; falta de oxígeno o vertimientos en el agua.

Transeúntes y vendedores de la zona alertaron a las autoridades.

«Por lo menos, hay días, por ejemplo ayer, no podíamos trabajar ninguno de los vendedores que estamos aquí por el mal olor», explicó Alfonso Mendoza, vendedor informal.

Entidades como la Guardia Ambiental, EPA y Cardique inspeccionaron la zona y realizaron limpieza, sin embargo, parte de los peces muertos continúan en la laguna.