El representante a la Cámara por el partido Centro Democrático, Enrique Cabrales Baquero, en la tarde de este miércoles, radicó un proyecto de ley contra el engaño político.

Este tiene como objetivo principal, imponer sanciones a los candidatos que hagan falsas promesas en medio de su campaña electoral.

Le puede interesar: Ruta a la Presidencia: estas son las movidas de los candidatos

Este proyecto, “tiene como finalidad dictar medidas para contrarrestar el engaño político con fines electorales, fomentar el voto consciente e informado y el debate electoral transparente, crear el Comité de Seguimiento a Programas de Gobierno, Planes de Desarrollo y Promesas de Campañas Electorales, y sancionar las conductas que defrauden o conculquen ex post el derecho a elegir”, se lee en la descripción del proyecto.

Sin embargo, el proyecto no solo propone que candidatos presidenciales no engañen con sus promesas o que el presidente cumpla a cabalidad su palabra, sino que gobernantes y funcionarios de elección popular también se verán vinculados a este proyecto de ley.

Le recomendamos leer: Los nuevos cargos que enfrenta Emilio Tapia por el caso Centros Poblados

Cabe resaltar que dentro del proyecto también se propone crear la figura de dignidad democrática.

“Será democráticamente indigno aquel candidato que incurra en prácticas demagógicas o engañe al electorado para hacerse al poder. La indignidad democrática deberá ser declarada por el Consejo Nacional Electoral”.

Y asimismo se presenta la sanción de dicha figura.

“Será indigno democráticamente aquel candidato a cargo de elección popular que incumpla los deberes consignados en el artículo 3º de esta ley o incursione en conductas constitutivas de engaño político con fines electorales”.

La declaratoria de indignidad democrática tendrá como consecuencia, la cancelación de la inscripción de la candidatura, la expulsión inmediata del proceso electoral en el que participa y la inhabilidad para ejercer cargos públicos de elección popular por cinco (5) años.