Gracias a un llamado de alerta de la comunidad de Bosa, al sur de la capital, se logró el rescate de un ejemplar infantil “mono aullador” que fue abandonado en una bolsa plástica y arrojado a una caneca de basura.

 

Debido al trabajo conjunto entre  técnicos especialistas de la unidad de fauna de la Secretaría Distrital de Ambiente y el Instituto de Protección Animal, se pudo llevar a cabo este rescate.

El mono, presenta síntomas de hipotermia, además de una conducta humanizada, luego de que los técnicos descubrieran que solo consume alimentos preparados, y que busca áreas, como baños, para hacer sus necesidades fisiológicas.

Por  sus características biológicas y la evidente pérdida del instinto animal,  el ejemplar será sometido a un proceso de rehabilitación prioritaria por parte de los profesionales de la administración distrital en el Centro de Recepción de Fauna Silvestre.

Publicidad

Los misterios

La Policía de fauna de Bogotá intenta resolver dos misterios: primero quién abandonó a una mica aulladora en una caneca de basura y segundo cómo fue posible que ella aprendiera a comer bandeja con principio, proteína y jugo y después… a buscar el baño de chicas.

Le podría interesar:

https://canal1.com.co/noticias/denunciante-del-caso-senadora-margarita-restrepo-revela-detalles-del-delito-electoral/