Se trata de una hembra de tigrillo lanudo de aproximadamente tres meses. Fue encontrada en un cafetal de Montebello en el suroeste antioqueño.

«Esta cría estaba con su madre, pero la zona estaba haciendo guadañada, alterada, entonces ahí la madre huye por temor al hombre y queda este cachorro solito y ahí es donde el campesino lo ve y lo lleva hasta las oficinas de Corantioquia», informó Ana Ligia Mora, directora Corantioquia.

Ahora se encuentra aislada y hace parte de un proceso de readaptación biológica para que regrese a su hábitat.

«Tenemos este cachorro en las mejores condiciones. Creciendo, cada vez entendiendo y aprendiendo sobre su relación con el entorno. Aprendiendo a cazar, aprendiendo a temerle al hombre porque cuando empecemos el proceso de liberación tiene que aprender todas las condiciones para poder sobrevivir en su territorio», agregó la directora

La recomendación es que si alguien se encuentra un cachorro silvestre no se saque de su hábitat, pues pierde contacto con la madre, salvo que esté herido.

Entre tanto Cornare verifica la información difundida en redes sociales sobre un jaguar que habría muerto en zona rural de San Carlos, oriente antioqueño.