En el libro “La verdad de Hidroituango. Causas raíz”, el gobernador de Antioquia hace nuevas revelaciones sobre los errores en el proceso constructivo del proyecto, el plan de aceleración de 2015 y la construcción del túnel de desviación, responsables de lo que ocurrió.

“Lo que me tiene ofendido es que el río no cabía por el túnel 3 que estalló”, dijo Luis Pérez Gutiérrez, gobernador de Antioquia.

EPM nunca tuvo control de los túneles, la creciente del 12 de mayo se supo antes que pasará.

“El 9 de mayo ya EPM sabía que no tenían control de los túneles de desviación. Los tapones tenían evidencias que en dos casos podrían destaponar súbitamente, es que eso podría ser hasta penal”, sostuvo Pérez.

Por permitir construir sin licencia el túnel de desviación, incluso la ANLA, puede compartir responsabilidades.

“Uno podría pensar que hasta la ANLA podría estar aquí en involucrado en un problema legal. Porque la ANLA da la licencia en septiembre de 2016. Hay un artículo que dice favor informar a la ANLA 10 días antes de empezar obras y ya llevaba 16 meses en construcción”, indicó el mandatario.

El gobernador se basó en actas de junta de Hidroituango, en actas de juntas de asesores internacionales, Universidad Nacional, estudio Universidad Curitiba, en el informe causa raíz de Skava y en los informes de los interventores.