La cancillería de Nicaragua lamentó el rechazo del gobierno colombiano a la mediación del presidente Daniel Ortega en un eventual dialogo con las FARC.

El canciller Samuel Santos, dijo que la actitud de Colombia amenaza con iniciar una crisis internacional, porque no solo afecta a su pueblo sino a los países vecinos con lo cuales ha tenido continuos roces.

Santos expresó su extrañeza por la actitud del gobierno colombiano de no avalar cualquier mediación con el grupo guerrillero porque, según él, Colombia fue importante en los diálogos en la región centroamericana.

Recordó que Colombia fue uno de los impulsores del grupo de Contadora que culminó en los acuerdos que lograron la paz en Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

El gobierno de Colombia a través de un comunicado del Canciller Jaime Bermúdez, anunció no autorizar ni avalar gestiones entre el presidente Ortega y las FARC porque constituiría una violación al principio de la no injerencia en los asuntos internos de los Estados.